Artículos

En la actualidad existen un gran número de modelos teóricos que defienden la importancia de la valoración cognitiva en el inicio y mantenimiento de la respuesta de ansiedad. La investigación acerca de los procesos cognitivos que subyacen a la respuesta de ansiedad ha puesto de manifiesto de manera bastante sólida cómo los sujetos ansiosos en comparación con sujetos normales muestran una tendencia a atender de manera selectiva y a interpretar de un modo catastrofista información congruente con su estado emocional. Sin embargo, existiría un tercer sesgo para el cual los datos de las distintas investigaciones han arrojado resultados difusos en los distintos trastornos y tareas experimentales. Nos referimos al sesgo de memoria, que puede definirse como la tendencia a recordar preferentemente estimulación negativa presentada previamente en comparación con estimulación neutra. Se presenta un trabajo de revisión teórica sistemática que tiene como objetivo fundamental determinar la existencia del sesgo de memoria a lo largo de los diferentes trastornos de ansiedad y de las diferentes tareas experimentales utilizadas en la evaluación de dicho sesgo. (Seguir leyendo)

La salud está determinada por múltiples factores biológicos, psicológicos y sociales; sin embargo estos factores se muestran de forma diferente en hombres y mujeres. Atendiendo al género, la masculinidad y la feminidad han explicado parte de estas diferencias en otros trabajos. En este estudio (n=227) se plantea que la salud de los hombres españoles estará significativamente relacionada con su conformidad con los roles tradicionales de género. Se han evaluado conductas de salud y género mediante un cuestionario de conductas de salud y el Inventario de Conformidad con los Roles de Género (CMNI). Los resultados muestran que las puntuaciones obtenidas en masculinidad se relacionan con los hombres españoles que tienen más comportamientos de riesgo para la salud y pocos comportamientos saludables. Los análisis indicaron además que las subescalas de CMNI preKendicen perceptiblemente las puntuaciones totales del cuestionario de conductas de salud. Los resultados se discuten bajo el amparo de los modelos de género existentes que establecen la relación entre la socialización tradicional masculina y los comportamientos perjudiciales para la salud. (Seguir leyendo)

En el presente artículo se presentan los datos de una investigación experimental cuyo objetivo fundamental fue explorar la presencia del sesgo de memoria en participantes con niveles elevados de ansiedad de evaluación en comparación con un grupo con baja ansiedad evaluativa medidos mediante el factor F1 del Inventario de Situaciones y Respuestas de Ansiedad (Miguel- Tobal y Cano-Vindel, 2002). Para ello se llevó a cabo una tarea experimental basada en la concepción de memoria explícita, en concreto una prueba de recuerdo libre con clave de inicio de palabras, mediante el uso de palabras con contenido de ansiedad de evaluación vs palabras neutras. Se discuten los resultados encontrados, sus implicaciones a nivel clínico y las limitaciones que se dan en el estudio experimental del procesamiento de la información amenazante. (Seguir leyendo)

Comprender los factores que afectan al uso de los servicios médicos es una tarea relevante de cara a mejorar la provisión de los servicios sanitarios. El objetivo del presente estudio fue analizar el efecto de la salud percibida y el rasgo de ansiedad en la predicción de la prevalencia general de visitas así como de los visitadores frecuentes (FAS) en una muestra de población española. Los participantes, 1001 adultos de nacionalidad española seleccionados de forma aleatoria, informaron del número de visitas que realizaron a los servicios de atención primaria y especializada en el último año. La prevalencia gene-ral de visitas fue de un 70.7%, con una media de 4.11 visitas por año. Una alta salud percibida se aso-ció con una menor prevalencia de visitas, mientras que las personas con un alto rasgo de ansiedad tuvie-ron una probabilidad 2.26 veces mayor de acudir a los servicios sanitarios. En cuanto a los FAS, una peor salud percibida así como un alto rasgo de an-siedad se mostraron como predictores significativos incluso tras controlar el efecto de diferentes varia-bles socio-demográficas. Nuestros resultados añaden evidencias acerca de la importancia de las variables psicológicas a la hora de explicar el uso de los servi-cios médicos y señalan la importancia de atender las necesidades psicológicas de aquellos usuarios que los visitan con mayor frecuencia. (Seguir leyendo)

En los últimos años estamos asistiendo a un incremento exponencial de diferentes tipos de intervenciones psicológicas encaminadas a tratar de optimizar la calidad de vida de nuestros pacientes. Sin embargo, y de manera más habitual de lo deseable, comenzamos también a presenciar una proliferación de “tratamientos” de dudosa entidad científica, basados en supuestos que se alejan del conocimiento actual acerca de las diferentes alteraciones psicopatológicas y del procesamiento de la información emocional y que podrían incluso aumentar la probabilidad de provocar efectos iatrogénicos. (Seguir leyendo)

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) se caracteriza por una preocupación excesiva (anticipación aprensiva) e incontrolable que provoca niveles elevados de ansiedad y de malestar emocional. En los últimos años, el modelo metacognitivo (Wells, 1999) cuenta con fuerte apoyo empírico y estudia dicho trastorno focalizando su atención en el procesamiento cognitivo subyacente implicado. Se presenta a continuación el caso clínico de un varón de 33 años de edad con diagnóstico de F41.1, trastorno de ansiedad generalizada [300.02], según criterios DSM-V (APA, 2013). Basándonos en la terapia cognitivo conductual y haciendo especial hincapié en el modelo antes citado, se detalla el proceso de intervención terapéutica llevado a cabo así como los resultados de la evaluación pre y postratamiento que muestran la eficiencia y eficacia del mismo. (Seguir leyendo)

Aunque la evidencia científica señala que el tratamiento de elección para los trastornos de ansiedad son las técnicas psicológicas cognitivo-conductuales, lo cierto es que el consumo de fármacos ansiolíticos en España presenta una tendencia creciente a lo largo de los últimos años según datos aportados por la dirección general de farmacia, DGF (Ministerio de Sanidad y Consumo, 2010). Se presenta un trabajo de revisión teórica en el cual se detallarán los principales mecanismos de acción de las benzodiacepinas (BZDs) así como los diferentes efectos adversos derivados de su consumo crónico y/o incontrolado. Dicha revisión se llevó a cabo en diferentes bases de datos, en particular: Psycarticles (PyscInfo de APA, CPA, Hogrefe & Huber), ScienceDirect (Elsevier) y Pubmed (NLM). El consumo crónico de BZDs genera una serie de efectos secundarios entre los que destacan un potente componente adictivo así como una alteración importante en el procesamiento de diferentes funciones cognitivas (Seguir leyendo)

La demencia tipo Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa irreversible que afecta en torno a 800.000 personas en España. Esta alteración supone, además de un alto coste sanitario, una elevada demanda emocional y social, puesto que la progresión de la demencia hace que los pacientes sean dependientes de su entorno, afectando de una manera importante a la estructura y al funcionamiento familiar. Por tanto, conocer los factores que median en el inicio y en el desarrollo de la demencia resulta fundamental de cara a mejorar la eficiencia de las intervenciones sanitarias. (Seguir leyendo)

La demencia tipo alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa irreversible que afecta en torno a 800.000 personas en España y cuyas causas primarias son desconocidas. Esto constituye un grave problema que alcanza dimensiones sociales, sanitarias y económicas. Conocer los factores que median en la patogénesis y desarrollo de la demencia resulta fundamental de cara a mejorar la eficacia y la eficiencia de las intervenciones sanitarias. Presentamos un trabajo de revisión teórica cuyo objetivo es aunar los resultados de investigación más actuales acerca de la relación entre el proceso de estrés crónico y el inicio y desarrollo de la enfermedad. Los datos muestran como unos niveles elevados de estrés mantenidos en el tiempo, con la consiguiente secreción excesiva de glucocorticoides, produce una aceleración en la degeneración neuronal con especial incidencia en el área hipocampal y algunas regiones de los lóbulos frontales agravándose, entre otras, las alteraciones en los procesos mnemónicos y de aprendizaje. (Seguir leyendo)

El trastorno de pánico (TP), con y sin agorafobia, es consecuencia de atender selectivamente e interpretar de un modo distorsionado sensaciones fisiológicas benignas. En el presente artículo presentamos el estudio de un caso clínico de un varón de 32 años con diagnóstico de TP partiendo de una aproximación cognitivo-conductual, basándonos en el Tratamiento del Control del Pánico de Barlow (2002) y la Terapia Cognitiva para el TP (Clark et al., 1999). Los resultados pre y postramiento así como la generalización de los objetivos terapéuticos planteados muestran la eficiencia y eficacia del mismo. (Seguir leyendo)

Los estudios de caso único han sido de gran relevancia en el desarrollo e investigación en el campo de la psicología clínica, siendo fuente de un gran número de teorías psicológicas que persisten en la actualidad. En algunos ámbitos clínicos se produce una desincronía entre los constructos que se investigan a nivel experimental acerca del origen y mantenimiento de un determinado problema y los modelos de tratamiento que se proponen en el contexto aplicado. Esto hace que nos encontremos con una proporción elevada de resultados de investigación básica experimental acerca de ciertos fenómenos psicopatológicos o clínicos que buscan más encontrar la naturaleza y el funcionamiento de los procesos cognitivos que estudian que su implicación en el fenómeno clínico o psicopatológico a explicar (Pérez-Nieto, 2014). (Seguir leyendo)

La distimia es un patrón crónico de alteración del comportamiento, que se caracteriza por presentar un estado de ánimo depresivo persistente experimentado de forma continua y con una duración mínima de dos años, junto con otros posibles síntomas secundarios. En el presente artículo exponemos el análisis de un caso clínico de una mujer de 33 años de edad, estudiante universitaria. El motivo de consulta que la paciente refiere cuando acude a tratamiento son sentimientos de tristeza, desesperanza, insatisfacción y desinterés generalizado por casi todo lo que le rodea asociados a un alto grado de ansiedad en situaciones de evaluación. En el presente trabajo se muestra el proceso de evaluación que se realizó, dirigido fundamentalmente a las conductas problema que presentaba la paciente, y como éste nos permitió llegar a un diagnóstico de F34.1 trastorno depresivo persistente (distimia) (300.4) según criterios DSM-V(APA, 2013). Basándonos en una orientación cognitivo-conductual, se presenta el proceso de intervención llevado a cabo así como los resultados de la evaluación pre y postratamiento, apuntando hacia unos resultados positivos a nivel cualitativo y cuantitativo. (Seguir leyendo)

Presentamos el estudio de un caso clínico de una mujer de 30 años de edad que solicita atención psicológica derivada por la trabajadora social de un centro de atención primaria tras una ruptura sentimental. Los instrumentos de evaluación que se utilizaron fueron: Cuestionario biográfico, entrevista semiestructurada y pruebas psicométricas.  Se administró el  Inventario de Situaciones y Respuestas de Ansiedad –Abreviado, ISRA-B (Miguel-Tobal & Cano-Vindel, 2002); el Cuestionario Tridimensional para la Depresión, CTD (Jiménez-García, Miguel-Tobal & Cano-Vindel,  2003); y el Examen Internacional de los Trastornos de Personalidad, IPDE (López-Ibor, Pérez-Urdániz & Rubio-Larrosa, 1996). Tras las pertinentes sesiones de evaluación, la información obtenida concuerda con el diagnóstico de F32.3 Trastorno depresivo mayor, episodio único, con síntomas psicóticos [296.24] según criterios DSM-V (APA, 2013). Desde una aproximación cognitivo-conductual, el tratamiento constó de las siguientes técnicas de modificación de conducta: psicoeducación, reestructuración cognitiva y metacognitiva, planificación de actividades graduales, entrenamiento en respiración abdominal, detención del pensamiento y entrenamiento en autoinstrucciones, técnica de solución de problemas y toma de decisiones y entrenamiento en habilidades sociales. Se presentan los datos de la evaluación pre y post-tratamiento así como una valoración cualitativa de los cambios obtenidos. (Seguir leyendo)

Las falsas informaciones a través de los medios de comunicación no son un fenómeno nove-doso. Sin embargo, el acceso a internet y la configuración y el uso de herramientas tan útiles como las redes sociales potencian la polarización y la confrontación, primando un análisis emocional e impreciso de los hechos. Se presenta un trabajo de revisión teórica que tiene como objetivo fundamental detallar los principales mecanismos psicológicos que operan en el procesamiento de las falsas informaciones centrándonos de un modo específico en la hipótesis del razonamiento motivado, los sesgos cognitivos y la teoría del proceso dual. (Seguir leyendo)