Encuentros Complutense trae el fenómeno influencer a la Universidad

El 13 de enero ha traído la segunda propuesta de los renovados Encuentros Complutense: “El fenómeno influencer a examen: más allá de las redes sociales”. Cinco invitados en la Facultad de Ciencias de la Información: dos influencersDaniela Requena y José Sánchez; una profesional de esta nueva industria, Blanca Formariz Schroeder, directora de operaciones de 2btube, agencia de representación de youtubers, y dos profesores universitarios: Alba Torrego, de la Facultad de Educación, experta en redes sociales y adolescentes, y Rubén Sanz, de Psicología, experto en emociones y ansiedad. Junto a ellos, ejerciendo de moderadora, Ana Fernández Pardo, periodista y autora de dos libros sobre influencers y marketing.

El tema da para mucho y se puede abordar desde muchas disciplinas”, introduce la moderadora. Escuchémosles.

¿Qué es un influencer?

Ana Fernández: “No es lo mismo ser influencer que popular. Influencer es la persona que tiene fans, que es admirada. Tienen una parte positiva: nueva profesión, se puede vivir de esto y se puede vivir muy bien. Pero también partes negativas, sobre todo en lo que tiene que ver con lo psicológico: cómo se gestiona todo esto, sobre todo en personas en que les ha venido de forma imprevista…”

José Sánchez -Guardia civil, escritor y participante en la primera edición de La Isla de las Tentaciones-: “Ser influencer está sobrevalorado. Se premian comportamientos que no son positivos, que no son influencias positivas. No me gusta el término”.

Blanca Formariz a José Sánchez: “No me creo que no te guste el término. Hemos trabajado tanto desde el mundo de las agencias, la gente que trabajamos en esto, para hacer una definición y quitar la parte peyorativa que se le veía, que creo que es un término que merece todo el respeto”.

Rubén Sanz: “Ser influencer significa que eres amplificador. Para lo bueno y para lo malo. Por ejemplo, para ciertas áreas y campos, como puede ser la salud mental, la gente tiene que saber que para ser creíble no basta con tener seguidores”.

Los comentarios están cerrados.